viernes, 23 de abril de 2010

FLUIDOS CORPORALES EN CRIMINALISTICA

Fluidos corporales en la investigación criminal: sangre, semen y saliva


Fluidos corporales
Se definen como las secreciones o líquidos biológicos, fisiológicos o patológicos que se producen en el organismo. Permiten a los expertos del laboratorio realizar análisis en busca del ADN para identificar al sospechoso y reconstruir la escena del crimen. Se considera prueba irrefutable que demuestra la veracidad de unos hechos.
Los fluidos corporales contienen ADN. El Acido desoxirribonucleico es una huella genética. Consiste de serie de moléculas que contienen material genético que son el resultado de la herencia. Se utiliza en la Investigación Criminal desde 1980 en Inglaterra y en los Estados Unidos desde 1987.
Ventajas del ADN
• 1. Se puede encontrar en la sangre, orina, excreta, saliva, pelo, semen y en las células de la piel.
• 2. Ayuda a identificar cuerpos que han estado enterrados por mucho tiempo como las momias.
• 3. Indica relaciones de parentesco.
• 4. No se puede combinar; en una escena se puede encontrar sangre de la víctima y del sospechoso mezcladas, pero se puede identificar la huella genética de cada uno de ellos.

Sangre

La evidencia de sangre es común en los delitos violentos como el asesinato, homicidio, mutilación y agresión, entre otros. Generalmente se encuentra en las armas utilizadas, objetos e instrumentos, cristales rotos, ropa de la víctima y el sospechoso, superficies lisas o porosas, etc.
• 1. La muestra debe tomarse líquida o sólida o en forma de manchas secas o unidas a otras partículas.
• 2. Su color puede variar dependiendo del lugar en donde ha estado expuesta.
• 3. Se debe tomar en consideración que también se descompone.
Al buscar evidencia de sangre se debe tener en mente las siguientes interrogantes:
• 1. ¿Es sangre?
• 2. ¿Es humana o animal?
• 3. ¿A cuál clasificación pertenece?
• 4. ¿Cuál es la edad de la mancha?
• 5. ¿De qué parte del cuerpo es?

Semen

En los delitos sexuales este fluido corporal es elemento de identificación humana. También se utiliza para eliminar sospechosos. La ausencia de espermatozoides no descarta que el fluido sea semen porque éstos se destruyen con facilidad y el sospechoso puede ser oligozooespérmico (poca cantidad de semen) o azooespérmico (ausencia de espermatozoides). Es el químico forense el que determina que la mancha es de semen. Las manchas de semen también se pueden encontrar en escenas de delitos no sexuales en donde hubo una masturbación.

Saliva

Curiosamente la saliva carece de ADN, pero está en un medio lleno de células epiteliales que se desprenden constantemente y que llegan a formar parte de la misma. Aún así, es el mejor medio para obtener muestras de esta huella genética.
La localización de manchas en la escena del crimen es difícil, ya que es mínima la secreción. Pero en los secuestros o robos, cuando la víctima ha sido amordazada, se produce una máxima salida-expulsión de saliva. En estos hechos delictivos la víctima por la fuerte excitación que sufre, segrega gran cantidad de saliva, espuma y en ocasiones vestigios sanguinolentos, como consecuencia de ligeras autolesiones debidas al forcejeo para evadirse de la mordaza.

Todas las muestras de fluidos corporales tienen que cumplir con la cadena de evidencia. Esta establece un control sobre las personas que manejan la prueba desde el inicio de la investigación hasta que se presente en la corte.

En una sociedad tan compleja como la nuestra, en donde cada día tenemos menos testigos dispuestos a testificar, la evidencia física relacionada a los fluidos corporales tiene un valor incalculable. Por eso es tan importante que los investigadores forenses sigan los procedimientos establecidos para garantizar que las muestras levantadas en la escena no se contaminen o destruyan, perdiendo así su valor probatorio.

Mientras más conserven sus características originales más fácil y confiable será el trabajo de los especialistas Forense. Se podrá lograr la identificación del sospechoso, la evidencia será admisible en los tribunales, se lograra la convicción y castigo del verdadero autor del delito.

Son muchos los que desean trabajar como investigadores forenses; pero son pocos los que tienen las cualidades necesarias para seguir los procedimientos establecidos para recolectar y embalar adecuadamente la evidencia de fluidos corporales en la escena del crimen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada